Para fumadores y exfumadores: ¡Esta bebida limpiará tus pulmones de forma natural!

Para nadie es un secreto el efecto negativo que trae el cigarrillo sobre la salud del organismo.

Cada vez más personas alrededor del mundo dejan el cigarrillo todos los años, conscientes de los efectos negativos que trae, y de cómo aumenta la posibilidad de padecer cáncer del pulmón. 

Seas fumador o exfumador, queremos presentarte una receta completamente natural que te ayudará a limpiar y desintoxicar tus pulmones, afectados por el vicio de fumar. ¡Sigue leyendo!

Bebida para limpiar tus pulmones


Según un estudio realizado por la Asociación Americana del Pulmón, los 600 ingredientes que contienen los cigarrillos se convierte en 7000 sustancias químicas al fumarlos.

¿Te parece increíble? ¡Pues eso es lo que le das a tu cuerpo! Imagina las consecuencias...

Estos son algunos de los químicos que puedes encontrar en el humo del cigarro, y las aplicaciones que tienen:
  • Tolueno: material para fabricar pintura.
  • Nicotina: insecticida.
  • Alquitrán: pavimento para calles.
  • Butano: yesqueros.
  • Naftalina: insecticida contra las polillas.
  • Cadmio: ácido que contienen las baterías.
  • Acetona: removedor de esmalte.
  • Arsénico: veneno.
  • Benceno: adhesivo.
  • Ácido ascético: tinturas para el cabello.
  • Amoniaco: limpiador.
  • Plomo: fabricación de baterías.
Estos y miles de otros más son los químicos que aspiras cuando fumas y que obligas a los demás a aspirar. ¿Te imaginas lo dañados que están tus pulmones?

Pero no te preocupes, a continuación te presentamos una sencilla receta para que desintoxiques tus pulmones.

Necesitas:
  • Una raíz de jengibre pequeña.
  • Agua.
  • 400 gramos de azúcar.
  • Cúrcuma en polvo.
  • Cebolla.
Cuando los tengas, la preparación es la siguiente: 

En una olla, coloca un litro de agua y agrega el azúcar. Cocina hasta que hierva.

Luego, corta el jengibre y la cebolla. Agrega los trozos al agua.

Sigue cociendo el agua durante 5 minutos. Añade dos cucharadas de cúrcuma y reduce el fuego.

Continúa la cocción hasta que el agua se reduzca a la mitad. 

Después, cuela, coloca en un envase de vidrio y mete en la nevera para que se enfríe.

¡Ya está listo tu remedio!

Ingiere dos cucharadas dos veces al día, en la mañana y una hora antes de acostarte. ¡Muy pronto te sentirás mejor!