¿Problemas con los juanetes? Deshazte de ellos de forma natural!

Los juanetes son una afección muy común en los seres humanos. Pero ¿qué es un juanete? es una deformación en la articulación del dedo pulgar del piel. Este cambia su posición y apunta hacia el segundo dedo del piel. Es muy doloroso y genera molestias en nuestro ritmo de vida habitual.

Un juanete puede causar un golpe o prominencia que se desarrolla en el borde interior de su dedo gordo del pie y el primer hueso metatarsiano. Entre las causas más comunes de juanetes se encuentran: uso de calzado apretado, genética o algún accidente.

Los síntomas más comunes de los juanetes son: enrojecimiento de la zona afectada, formación de ampollas, bursitis, entumecimiento y dolores muy severos. Aunque los juanetes pueden ser eliminados con cirugía, es recomendable intentar métodos caseros antes de llegar a una intervención quirúrgica.

Los juanetes no serán nunca más un problema


El Dr. Ray McClanahan es un líder en el cuidado de los pies y afirma que la mayoría de las dolencias del pie se pueden prevenir y/o pueden ser tratados por la restauración de la función natural.

La razón por la que se invita a dejar la cirugía como último recurso es que los juanetes pueden reaparecer después de algún tiempo. Esto sucede porque en las cirugías se eliminan las protuberancias pero se mantienen las condiciones que hicieron aparecer el juanete en primer lugar. 
Remedios caseros para tratar los juanetes

Remedio 1: Aplicar aceite de lavanda en el juanete y masaje en el área cada noche antes de ir a la cama. Este aceite tiene una excelente propiedad anti-inflamatoria.

Remedio 2: Hacer baños de sal. En un bol con agua tibia, agregar dos cucharadas de sal y dab sus pies en ella durante 20 minutos.

Remedio 3: Aplicar compresas de agua caliente sobre el juanete.

Remedio 4: En la noche, verter 300 ml de agua a través de una cucharada de carne picada hoja de laurel y cocine durante 5 minutos en una olla. A continuación, poner la mezcla en un termo y dejarlo hasta la mañana. Colar y beber en pequeños sorbos durante todo el día. Realizar durante 3 días continuos. Repita el tratamiento en siete días.

En caso de que no mejoren los juanetes con los tratamientos es necesario acudir al médico de forma inmediata.