Propiedades curativas del Perdón. Perdonar es lo mejor que puedes hacer!

Las emociones y sentimientos son un acto fundamental en el desarrollo de nuestra personalidad y de nuestra vida. Cuando guardamos en nosotros cosas buenas siempre tendremos buenos momentos y seremos más felices. Pero, si en cambio, guardamos sentimientos dañinos tendremos como consecuencia tristeza y una mala vida.

Muchas de las emociones están ligadas a problemas de salud. Cuando guardamos en nosotros sentimientos como rencor, enojo, resentimiento, ira, frustración y maldad estamos haciendo que nuestro organismo pague las consecuencias. Todas estas emociones negativas están asociadas a la hipertensión arterial, dolores de cabeza e indigestión.

Cuando no es posible liberar estas emociones, el cuerpo comienza a verse gravemente afectado. Y, acudimos al médico pero los tratamientos son inefectivos porque el origen de la enfermedad no es físico, sino emocional. Por esta razón es necesario que aprendamos a perdonar para liberara lo negativo y atraer siempre lo positivo.

La cura del perdón


Perdonar resulta una medicina muy eficaz. Es una especie de bisturí simbólico que corta el cordón que nos une al dolor, lo nutre y lo conserva. Su efecto positivo en la salud física y espiritual mejora nuestra calidad de vida en sentido general.

Según estudios psicológicos " las víctimas que perdonan a sus agresores experimentan una mejoría física y psicológica mayor que aquellas que no lo hacen". Sin embargo, quienes se rehusan a perdonar guardan dentro de sí una acumulación de sentimientos negativos y esto se transforma en agresividad. 

Hoy te mostraremos los beneficios que tiene el perdón en tu vida: 
  • Disminución de los niveles de ira y hostilidad
  • Aumento de los sentimientos de amor.
  • Mejor habilidad para controlar la ira.
  • Incremento en la capacidad de confiar en otros.
  • Liberación de los sentimientos asociados a eventos del pasado.
  • Ayuda para evitar la repetición de ciertos de patrones negativos.
  • Mejoría significativa en los desórdenes de índole psicológico y de la salud en sentido general.
  • Beneficia tanto a quien lo otorga como a quien lo recibe.
  • Fortalece y solidifica las relaciones.
Perdonar es un desafío muy grande, sin embargo, todos podemos cumplirlo. Solo debemos pensar en lo que es verdaderamente importante y una vez que sepamos eso podremos estar bien con nosotros mismo y con nuestro entorno.