Si haces estas 6 cosas, ¡nunca verás otra araña en tu cocina, baño o dormitorio de nuevo!

Es muy molesto encontrar en tu cocina, baño o dormitorio indeseados insectos, sobre todo si les tienes miedo. Si no, de todas formas pueden ser peligrosos.

Si se trata de las arañas, crece aún más el número de personas que les teme y no quiere pasar por la desagradable experiencia de levantar un objeto y conseguir una araña detrás.

Quizá has tratado con diversos productos fabricados para repeler insectos y nos has obtenido los resultados deseados. Por eso aquí te damos algunos consejos para que puedas alejar estos molestos insectos de todas las zonas de tu casa. 
Seis repelentes de insectos caseros


Aunque los insectos sean inofensivos, es molesto encontrarlos viviendo en distintas zonas de tu casa, por lo que con estos métodos naturales podrás alejarlos. 

Prefiere estos métodos naturales, pues los productos que se comercializan pueden tener efectos secundarios en los miembros de la familia e incluso en los animales domésticos, como alergias o asfixia.

Por eso, te recomendamos aplicar alguno de los siguientes:

Frutos secos. Las castañas y las nueces repelen las arañas, gracias a un componente que les resulta desagradable.

Solo coloca algunos en los marcos de las ventanas y cerca de las puertas, ¡nunca más entrarán a tu casa!

Aceite esencial de menta. Las arañan detestan este olor que puede ser tan delicioso para los seres humanos.

Prepara un repelente. Necesitarás:
  • Aceite esencial de menta.
  • Jabón líquido.
En un recipiente con atomizador, agrega un poco de jabón líquido y mezcla con 8 gotas de aceite esencial de menta. Si no sientes el olor del aceite, añade otras 8 gotas. 

Agita la botella antes de rociar distintas zonas de la casa.

Vinagre blanco. Tiene infinidad de usos en el hogar. Aleja arañas, hormigas y mosquitos. 

Prepara en un envase con atomizador dos partes de agua y una de vinagre. Rocía la casa con esto.

Cedro. Aleja las arañas de los armarios. Coloca bloques de cedro dentro de los armarios y cerca de las puertas de la casa.

Cítricos. Las arañas los odian. Rocía la casa con aceite esencial de limón, o frota conchas de naranja y limón en distintas áreas de la casa.

Si te gustó esta información por favor compártela!