Aprende a cultivar tu propio Jengibre en casa!

Sin duda, el jengibre es una planta que aporta grandes beneficios a la salud. Además, es una planta que aún después de ser cortada su durabilidad es bastante, lo cual es maravilloso para que no se desperdicie. 

Aunque la apariencia de esta planta puede parecer algo exótico por lo que mucha gente piensa que es difícil de cultivar, no podrás creer lo fácil que es cultivar jengibre en tu casa, debido a que sólo necesitas 1 pequeño trozo de jengibre fresco, 1 taza de compost y una ventana en donde los rayos del sol se hagan presentes.

Por lo tanto, lo maravilloso de cultivar tu propio jengibre en casa es que podrás cortar una parte de la raíz cuando lo necesites, así como también, te asegurarás que estás consumiendo una planta orgánica que beneficiará considerablemente a tu organismo.

Lo que debes saber para cultivar jengibre en casa


1.- Busca tubérculos grandes que tengan bastantes brotes. 

2.- Procura plantar el jengibre en primavera que es cuando la temperatura es cálida debido a que los tubérculos latentes germinarán solamente cuando el mercurio se mantenga de 75° a 85° F (23° a 30° C).

3.- Coloca a remojar los tubérculos en agua tibia durante toda una noche, después colócalos en la maceta justo abajo de la superficie de la tierra de manera que los brotes queden hacia arriba.

4.- Pon la maceta cerca de una ventana en donde le lleguen los rayos solares. 

5.- Añádele poca agua los primeros días y en cuanto comience a crecer ponle una cantidad normal de agua y durante el invierno deberás mantenerla seca, ya que en esa temporada se encuentran inactivas.

6.- Puede colocar la planta afuera pero sólo cuando la temperatura se encuentre aproximadamente a los 50° F (10° C). Por otro lado, en una temperatura más baja el crecimiento probablemente se detenga.

7.- Debes proteger la planta de las corrientes de aire. 

8.- Hasta que la planta haya alcanzado una altura aproximada de 40 cm podrás utilizarla.

9.- Debes desenterrar los brotes con cuidado y al utilizar lo que necesites puedes replantar el resto. 

10.- Siempre que cortes debes hacerlo con mucho cuidado para no dañar la planta y así poder disfrutar de sus beneficios.

¡No olvides compartir y dejar tus comentarios!