Si eres de este grupo sanguíneo, hay cosas que No debes comer. El impacto en tu metabolismo es enorme!

Los seres humanos tienen diferentes tipos de sangre, estos son: A, B, AB y O. Estos tipos de sangre se definen según sus factores Rh, si una persona tiene factores Rhesus en su sangre entonces será Rh positivo, si no lo posee entonces será Rh negativo. Este grupo sanguíneo se forma mientras somos fetos y queda establecido para toda la vida.

Es muy importante resaltar que no todos los tipos de sangre son compatibles entre sí, por esta razón se debe conocer de qué tipo se es para poder recibir transfusiones de sangre o para donar si algún familiar o amigo está enfermo.

Sin embargo, el tipo de sangre también tiene mucho que ver con las funciones del organismo. Sea cual sea tu tipo de sangre este influye en la manera en la que tu cuerpo realiza todas y cada una de las funciones necesarias para vivir. Te presentaremos 10 datos que seguramente desconocías acerca de tu sangre y tu cuerpo.

El grupo sanguíneo puede definir muchas condiciones de tu salud


1. Fertilidad 

Parece que el grupo sanguíneo afecta también a las oportunidades de quedarte embarazada. Mujeres con el grupo AB producen más hormonas que facilitan la concepción. Esto quiere decir que las mujeres con AB normalmente se quedan embarazadas más fácilmente que las de los otros grupos. 

2. Carácter 

Si tenemos en cuenta cuánto influye nuestro grupo sanguíneo en el metabolismo, no es de extrañar que influya también en nuestra personalidad. Personas con tipo O suelen ser extrovertidas, creativas y sentirse más cómodo en grupo. Las personas de tipo A son, por el contrario, más tranquilas, sienten predilección por el arte y la estética, y son muy confiables. Las personas que son muy ambiciosas y que valoran su independencia suelen ser de tipo B. Y las del tipo AB suelen ser más reservadas, pensativas, y disfrutan pasar tiempo a solas. 

3. Emergencias

Los doctores de emergencias aconsejan a todo el mundo llevar siempre encima un documento con información médica importante como el grupo sanguíneo. En casos extremos esto te puede salvar la vida, porque ayuda a los médicos de emergencias a ver rápidamente qué grupo sanguíneo necesitan en caso de que una transfusión sea necesaria. 

4. Antígenos 

Los antígenos sirven para identificar claramente tu grupo sanguíneo. Se encuentran no sólo en la sangre misma, sino en todo el sistema digestivo, desde la boca hasta el intestino. Puedes hallar incluso el grupo sanguíneo de alguien a través de los lóbulos pulmonares o por la nariz.

5. Propensión al estrés 

En un primer momento parece sorprendente, pero es un hecho: personas con grupo sanguíneo O tienen un nivel más alto de cortisol que otros. Esta hormona provoca la sensación de estrés. Las personas con este grupo sanguíneo deberían quizá tomarse una pausa más a menudo, por el bienestar de su corazón y los que están a su alrededor. 

6. Enfermedades 

No a todo el mundo le afectan igual las enfermedades. Aquí también el grupo sanguíneo tiene algo que ver. Puedes consultar con tu doctor si eres especialmente susceptible a algunas enfermedades más que a otras. 

7. Grasa del vientre

La grasa del abdomen está conectada también al grupo sanguíneo. Personas con el tipo A puede procesar los carbohidratos mejor y por lo tanto tienen menor asentamiento de grasa en el vientre. Por el contrario, personas con el tipo O tienen dificultades procesando el azúcar y por ello están más inclinadas a acumular más grasa en el vientre. 

8. Embarazo

Mujeres con un grupo sanguíneo negativo deberían tener cuidado antes de quedarse embarazadas si su pareja tiene un grupo sanguíneo dominante Rh positivo (con factor Rhesus). En este caso, hay muchas probabilidades de que el bebé también sea positivo y que el cuerpo de la madre reaccione ante él como si fuese un cuerpo extraño. Por lo tanto, es conveniente en este caso hablar de los riesgos del embarazo con su doctor. 

9. Fitness

Personas con el grupo A se benefician especialmente de ejercicios relajantes como yoga o deportes de resistencia como jogging. El tipo B, por el contrario, ama los retos de su cuerpo y su mente en actividades como escalada o artes marciales. 

10. Nutrición 

La gente reacciona de forma diferente a los componentes nutricionales de la grasa, las proteínas y los carbohidratos. Personas con el grupo sanguíneo O deberían seguir una dieta rica en proteínas, mientras que aquellos con grupo A deberían evitar la carne y en su lugar comer mucha fruta y verduras. Los del grupo B deberían comer menos carne blanca (como el pollo) y seguir una dieta sana y variada. Por el contrario, los del grupo AB se benefician del pescado y otras comidas ricas en grasa, de los cuales se recomiendan aquellos con omega-3.

Fuente: NoLoCreo.com