4 consejos FÁCILES e INFLALIBLES para que tus hijos sean ORDENADOS. No lo podrás creer!

El ser una persona ordenada es una habilidad que se adquiere como valor desde muy pequeños, pero cabe aclarar que algunas personas son ordenadas por naturaleza.

Además, el orden es una cualidad positiva en los pequeños que sin duda alguna cuando crezcan se verá reflejada en ellos, es por eso que debemos inculcarles que sean ordenados desde pequeños.

A continuación, en este artículo te mostraremos 4 asombrosos consejos que te ayudarán bastante a enseñarles a tus hijos a ser ordenados de forma fácil y eficaz.

Lo que debes hacer para que tus hijos sean ordenados


1.- Educa con el ejemplo. 
Lo primero que debes hacer para que tus hijos sean ordenados es que tú también lo seas, debido a que si los pequeños ven que en casa no existe una conducta de orden o normas a seguir te será muy difícil que te obedezcan cuando les pidas que ordenen. Es importante que los pequeños no se sientan obligados a obedecer, sino que exista una conducta de obediencia ligada a un hábito diario. Además, los niños tienden a imitar lo que hacen sus padres, por lo que si mamá y papá son ordenados con sus cosas personales y en casa, es muy probable que los niños también lo sean.

2.- Responsabilidades asignadas. 
Es fundamental que cada uno de los miembros de la familia tenga una tarea, por lo que puedes hacer una lista en donde especifiques la tarea diaria de cada uno. Por ejemplo: los niños pequeños pueden ayudar a retirar los platos de la mesa, y si están más grandes pueden encargarse de alimentar al perro y sacarlo a pasear, pero por supuesto, siempre bajo tu supervisión porque al final no dejar de ser niños.

3.- Explica las ventajas del orden. 
Es necesario que los niños entiendan por qué deben ser ordenados, por lo que es bueno explicarles todo lo que implica ser ordenados desde que te es fácil encontrar las cosas y que estéticamente se ve muy bien hasta que es un valor que brinda muchas oportunidades laborales y mejora tu estado de ánimo.

4.- Establecer reglas en la familia. 
Es indispensable que en un hogar existan reglas no sólo para los niños sino para todos, como por ejemplo: la ropa sucia debe tener un lugar específico, si usamos un plato o vaso lo lavemos y guardemos, tirar la basura en su lugar, etc. Sin duda, cuando el hábito del orden empieza en la infancia se prolonga en la vida adulta.

Por otro lado, recuerda que no debes forzar a tus hijos a obedecerte a base de gritos y castigos, por lo que debes ser paciente y motivarlo para que aprenda a hacerlo por iniciativa propia hasta que se convierta en un hábito diario.

¡No olvides compartir y dejar tus comentarios!

Fuente: familias.com