El papá que cuida a su bebé no "ayuda", ejerce la paternidad!

Sin duda, un padre que atiende el llanto del bebé, que le cambia los pañales, que lo mece y que le enseña sus primeras palabras, no solamente ayuda a la madre de su hijo, sino también ejerce el importante papel de verdadero padre en la vida de su pequeño.

Actualmente, es bastante común que muchas personas digan "mi pareja me ayuda en el trabajo de la casa" o "yo ayudo a mi esposa en el cuidado de los niños", lo cual da a entender que las tareas y las responsabilidades de un hogar y de una familia tienen patrimonio, por lo que se convierte en un sello distintivo de género del que no hemos conseguido desprendernos.

Siempre debemos tener muy presente que la figura paterna es exactamente igual de importante que la materna, aunque está claro que el primer vínculo emocional del bebé durante los primeros meses sea con la madre.

Lo que debes conocer sobre el verdadero significado de la paternidad


Por lo tanto, debemos eliminar por completo la idea de que tanto las tareas como las responsabilidades del hogar se sexualizan en rosa y azul, por lo que cuanto antes debe haber cambios en la forma de pensar de la sociedad.

Recuerda que un padre es aquel que está presente, que ama, cuida y se responsabiliza de esos seres que dan sentido a su vida.

Algo que probablemente no sabías es que las madres experimentan cambios maravillosos en su cerebro durante el embarazo y la crianza del bebé, debido a que aumenta la oxitocina y la sinapsis neuronal aumenta la sensibilidad y la percepción.

Pero, la madre no es la única que experimenta esos cambios, ya que el padre también lo hace.  

Según distintos estudios en los hombres ocurre que la actividad de sus amígdalas era 5 veces más intensa de lo normal, por lo que se relaciona con la advertencia de peligro, así como también con una mayor sensibilidad.

Además, el nivel de oxitocina que segrega un padre que cumple con las responsabilidades y los cuidados hacia sus hijos es igual al de una madre que también cumple correctamente su función, por lo que un padre puede relacionarse con sus pequeños de la misma manera que la madre.

Es importante decir que ser buen padre o buena madre no tiene absolutamente nada que ver con el género, sino en como somos realmente.

¡No olvides compartir y dejar tus comentarios!