Mezcla 4 ingredientes, presiona sobre el pecho y dejas de toser toda la noche con este remedio!

Normalmente, cuando nos enfermamos de resfriado y tos recurrimos a fármacos convencionales que prometen aliviar los molestos síntomas, pero aunque los fármacos si funcionan es importante mencionar que su uso frecuente afecta nuestra salud.

Sin duda, la tos puede llegar a ser muy molesta hasta el punto de no dejar dormir, y en los pequeños puede ser muy peligrosa, ya que su sistema inmunológico se debilita considerablemente haciendo difícil la eliminación del virus que causa la tos y el resfriado.

A continuación, en este artículo te mostraremos un eficaz remedio casero que te ayudará a aliviar los síntomas del resfriado y la tos de forma fácil y rápida.

Lo que necesitas hacer para aliviar el resfriado y la tos 


Necesitarás: 
1 cucharada de jengibre en polvo o rallado.
½ cucharada de miel de abeja.
½ cucharadita de aceite de oliva. 
½ cucharada de harina de avena.
Servilletas de papel. 
Gasas. 
Cinta adhesiva.

Cómo hacerlo: 
Lo primero que debes hacer es mezcla la harina de avena y la miel de abeja hasta obtener una consistencia homogénea. Luego, añade el aceite de oliva y el jengibre, y mezcla nuevamente hasta que se integren perfectamente. Después, coloca la mezcla sobre unas cuantas servilletas de papel y envuélvelas con algunas gasas.

Modo de uso: 
Debes colocar el remedio casero sobre el pecho y asegurarlo con cinta adhesiva. Lo ideal es que lo hagas por las noches justo antes ir a dormir, dejarlo durante toda la noche y retirarlo por la mañana. Puedes hacer este procedimiento durante el tiempo que consideres necesario, aunque el efecto de este maravilloso remedio casero es muy rápido.

Nota: En el caso de los niños debes dejar actuar el remedio casero durante 3 horas por las noches antes de ir a dormir.

¡No olvides compartir y dejar tus comentarios!