9 técnicas que calman hasta el peor berrinche del mundo. Si tienes hijos te va a ser de mucha ayuda!

Sin duda, el ser madre es uno de los regalos más preciados de la vida, ya que es maravilloso compartir la vida con un ser que desde el momento que sabes que existe se convierte en lo más valioso que tienes.

Aunque ser madre o padre tiene también aspectos difíciles, situaciones y problemas que van surgiendo con el tiempo, es el amor por nuestros hijos lo que nos impulsa a enfrentar con entereza cualquier complicación que se presenta en la vida.

A continuación, en este artículo te mostraremos 9 asombrosas técnicas que te serán de gran ayuda a la hora de tranquilizar a los pequeños cuando se enojan.

Lo que debes hacer para calmar a los niños cuando están enojados


1.- Hazle un chiste. 
El humor es una estrategia que siempre funciona, por lo que prueba haciéndole un chiste cuando está enojado y notarás como rápidamente vuelve a sonreír.

2.- Cántale una canción. 
Seguramente ya has comprobado como la música ayuda a relajarse, por lo que prueba cantándole una canción que sabes que le gusta justo cuando esté haciendo el berrinche y verás como la música contagia al niño relajándolo y poniéndolo alegre.

3.- Mantente firme pero sin enojarte. 
Recuerda que gritar siempre empeorará las cosas, es por eso que como padres debemos saber poner límites con firmeza sin tener que gritar para decir no, ya que los niños necesitan el apoyo de adultos serenos y seguros de sí mismos.

4.- Abrázalo. 
Aunque puede ser una técnica que en ocasiones funciona, es algo que dependerá del niño si acepta o no un abrazo en ese momento y cuando esté más tranquilo podrán conversar sobre la situación.

5.- Dialoga con él. 
Debes explicarle para que entienda el por qué de las cosas, ya que algunos niños se tranquilizan cuando comprenden las razones de sus padres.

6.- Míralo con amor pero sin dejar de mantenerte firme. 
Ten en cuenta que el amor no significa que debes ser permisivo, sino poder demostrarle lo mucho que lo quieres y te preocupas por él, debido a que esos límites lo ayudarán a ser un adulto seguro de sí mismo y capaz de enfrentar sus problemas.

7.- Enséñale a respirar profundamente y contar hasta diez. 
Debes enseñarle esta asombrosa técnica cuando se encuentre calmado para que en el momento del berrinche al decirle que cuente hasta diez ya sepa lo que tiene que hacer. 

8.- Llévalo a dar un paseo. 
Cambiar el entorno es una buena estrategia para que se le pase el enojo, por lo que debes llevarlo a un lugar que le guste, como un parque o una plaza con juegos, lo que le ayudará a entretenerse y a descargar las tensiones.

9.- Previene las rabietas. 
Si le pides que haga algo que no le gusta, como por ejemplo abrigarse, lo mejor es explicarle el por qué de la acción para que comprenda las razones de hacerlo.

¡No olvides compartir y dejar tus comentarios!

Fuente: familias.com