12 Rasgos para detectar a un abusador sexual; te sorprenderá lo que puedes descubrir!

En los últimos tiempos han aumentado las agresiones de índole sexual, por lo que es muy importante mantenerse alerta y evitar ponerse en riesgo.

A continuación, en este artículo te mostraremos los 12 rasgos de un abusador sexual para que puedas detectarlo sin problemas.

Lo que debes saber para detectar a un abusador sexual


1.- Tiene que ver con poder, no con sexo. 
La mayoría de las personas que llevan a cabo una violación se suelen sentir atraídas por el hecho de ejercer dominio sobre otras personas.

2.- No siempre tienen una personalidad extraña. 
La gran mayoría de agresiones sexuales son ejecutadas por personas de apariencia normal que incluso tienen una vida normal.

3.- Sus víctimas tienden a ser personas a las que consideran más débiles. 
Generalmente los agresores sexuales buscan personas que son físicamente más débiles que ellos.

4.- Sentimientos de inferioridad y frustración. 
Los agresores sexuales son personas con grandes sentimientos de frustración e inferioridad. 

5.- Poco empáticos. 
Para el agresor sexual es común sentir deseo de poder y que sus víctimas merecen todo lo que ellos les hacen.

6.- No se anticipan a las consecuencias. 
Muchos de los agresores sexuales no piensan en las consecuencias de sus actos, por lo que tienen cierta dificultad para anticipar lo que pasará.

7.- Posibles antecedentes de abusos. 
Esto puede ocasionar que identifiquen la fuerza como algo normal al actuar y aunque socialmente esté mal visto sientan el impulso de cometer el acto.

8.- Creen que tienen derecho a cometer la agresión. 
Los agresores sexuales se sienten con derecho de cometer las violaciones, aunque en muchas ocasiones se debe a distintas razones culturales.

9.- No es una discapacidad mental. 
Probablemente se pueden encontrar trastornos de personalidad como el antisocial, lo que puede provocar esta clase de actos. Pero, generalmente los agresores sexuales son capaces de juzgar de manera correcta la situación y saben lo que hacen.

10.- En su mayoría son plenamente imputables. 
Debido a que son conscientes de lo que hacen, son judicialmente imputables, lo que significa que son capaces de hacerse responsables de su proceder.

11.- Evaden su responsabilidad. 
Los agresores sexuales suelen justificar su conducta con el uso de sustancias o pretenden sufrir una psicopatología para evadir su castigo.

12.- Culpan a la víctima. 
Es absurdo, pero los agresores sexuales suelen culpar a las víctimas de sus actos para tratar de evitar su castigo.

¡No olvides compartir y dejar tus comentarios!

Fuente: familias.com