Alivia el dolor de cualquier parte del cuerpo con esta mezcla de aceite de oliva y sal casera

El ser humano puede llegar a experimentar ciertos dolores corporales, claro, todo dependiendo del estilo de vida que lleven o la enfermedad que padezcan. Los dolores más comunes son los de cabeza, musculares y articulares, estos por lo general son originados por diversos factores, ya sea estrés, movimientos bruscos, cargar demasiado peso o mantener una alimentación deficiente. Estos malestares pueden llegar a ser bastante agudos y lo mejor que podemos hacer es emplear un remedio natural a base de aceite de oliva y sal muy eficaz que combatirá el dolor y hará que desaparezca por años. 

Los fármacos pueden servirte de mucha ayuda, pero los remedios naturales además de combatir el malestar existente, evitan que contraigas otras enfermedades porque fortalecen el sistema inmunológico. El remedio que vamos a proporcionarte hoy no es para nada complicado y los ingredientes usualmente los tenemos en casa, pues los utilizamos para preparar nuestras comidas a diario.

¿Cómo se preparar el remedio para combatir el dolor?



Necesitarás mezclar 10 cucharadas de sal y 20 cucharadas de aceite de oliva o de girasol en un recipiente de vidrio. Asegúrate de batir muy bien para que la sal se disuelvas y el líquido se vuelva completamente homogéneo. Una vez que hayas culminado ese proceso, coloca el frasco en un lugar fresco y oscuro para que el líquido se pueda macerar por 2 días. Durante ese lapso, procura batir al menos 2 veces al día para que se mantenga uniforme. 

Transcurridos los días, tu remedio estará listo y podrás aplicarlo en las zonas afectadas. Ahora, este remedio se aplica en horas de la mañana, lo debes untar en el área adolorida y hacer masajes suaves de 2 a 3 minutos. A medida que transcurren los días puedes ir aumentando los minutos de masaje hasta que llegues a los 20 minutos. Si siente irritación en la piel al momento de llevar a cabo el tratamiento, utiliza talco para bebés y la sensación desaparecerá. A partir del décimo día los resultados van a comenzar a aparecer y el dolor se irá para no volver. 

Si el dolor es en la cabeza, tienes que untar dos gotas del líquido en tus dedos y masajear las sienes por 5 minutos nada más, en este caso, puedes hacerlo en las mañanas o antes de acostarte por las noches, todo queda a tu elección. 

Beneficios del remedio natural

Una de las características especiales de este tratamiento natural es que no origina efectos secundarios, mejora el metabolismo, estimula el flujo sanguíneo, mejora la salud visual y humecta la piel. Muchas personas lo utilizan cuando tienen estrés porque logra relajarlos inmediatamente, por otro lado, si llegas a sentirte mareado luego de los masajes, no te preocupes, esto es totalmente normal. 

¿Te ha parecido interesante este contenido? Difúndelo en tus redes sociales para que más personas sepan cómo acabar con sus malestares. Compártenos tus resultados en la sección de comentarios.