Haz que tus uñas crezcan más rápido y más fuertes con este poderoso tratamiento en casa

El cuidado de las uñas es tan importante para las mujeres como para los hombres, es cuestión de higiene personal y de la impresión que quieres dejar. Por lo general son las mujeres las que le dedican más tiempo a sus uñas pero no lo hacen de la manera correcta. Abusar de químicos y utilizar acrílicos para que estas se vean largas de manera artificial, perjudican las cutículas y debilitan las uñas, haciendo que estas se quiebren, no crezcan y que su aspecto no sea el mejor. Para contrarrestar esta situación, es necesario que emplees el siguiente tratamiento casero. 

Hablamos del fabuloso ajo, el cual tiene componentes antifúngicos, antioxidantes, antibacterianos y antiinflamatorios. Cada uno de estos componentes hacen que el ajo pueda combatir los hongos en pocos lapsos de tiempo, pero además de eso, puede lograr que tus uñas se fortalezcan y crezcan tan rápido que quedarás impresionada. Pero además de utilizar el ajo, tendrás que hacer uso del aceite de oliva y del limón.

Receta natural con ajo para que tus uñas crezcan


El aceite de oliva te sirve para nutrir la cutícula y eliminar cualquier tipo de bacteria que pueda encontrarse en las uñas, lo mismo ocurre con el limón, el cual con sus vitaminas y minerales ayuda a que las uñas crezcan en poco tiempo y se mantengan saludables. ¿Quieres saber cómo preparar este remedio natural? Sigues los siguientes paso y no olvides ser constante. 

Extrae el jugo de un limón, mezcla el líquido con 3 dientes de ajos previamente triturados y con un poco de aceite de oliva. Una vez que los mezcles, procura batir muy bien para que estos se puedan unir y obtengas una sustancia homogénea. Llegados a este punto, remoja tus uñas en el remedio natural por 20 minutos y luego enjuaga con abundante agua. Si el olor del ajo se queda impregnado en tus uñas, que es lo más probable, puedes utilizar diversas técnicas bastante sencillas para deshacerte de él. 

Neutraliza el olor del ajo con las siguientes técnicas

Es bien sabido que el olor del ajo no es muy agradable, pero puedes erradicarlo remojando tus uñas en el jugo de cualquier fruta cítrica, por ejemplo, una naranja, una mandarina o limón. Además de esto, puedes tomar varias ramas de perejil, triturarlas y untarlas en tus uñas por 10 minutos. Si no obtienes los resultados requeridos, entonces prepara un exfoliante con azúcar y limón y ejerces masajes suaves en tus manos y uñas, de manera que el aroma del ajo desaparezca. 

Ten en cuenta que al aplicar limón en tus dedos no puedes estar expuesta al sol porque pueden aparecer manchas claras en la piel, así que lo mejor es que hagas estos tratamientos de noche. De igual manera, evita abusar de químicos fuertes o de muchos esmalte para uñas. 

Esperamos que esta información te sirva de mucha ayuda. No olvides compartir este contenido en todas tus redes sociales y dejarnos tus inquietudes en la sección de comentarios.