Las 6 mejores infusiones para mantener saludables tus arterias

Para mantener una buena circulación, es imprescindible que te mantengas activo y esto puedes lograrlo desempeñando actividades que ejerciten tu cuerpo, como la caminata, natación o andar en bicicleta. Otra manera de cuidarte, es teniendo una alimentación balanceada y consumiendo remedios naturales. Por este motivo, te mencionaremos unas plantas que mantendrán sanas a tus arterias y te ayudarán a conservar el buen funcionamiento de ellas.

La medicina natural ha dado un salto vertiginoso en la cura de enfermedades y el tratamiento de males que van desde la piel hasta el corazón. La medicina tradicional por su parte, ha reconocido la propiedades impresionantes de curación de muchos componentes directamente aplicados desde sus orígenes, sin un procesado de laboratorios o químicos que alteren sus propiedades. Es por eso que tenemos base para recomendar estas bondades de la tierra directamente a su corazón.

La corteza de sauce mejora la circulación sanguínea



Esta planta contiene ácido salicílico, por lo que es utilizado para mejorar la circulación y prevenir enfermedades cardiovasculares. Si quieres preparar este remedio, debes verter una cucharadita de corteza de sauce en polvo en una taza con agua caliente y dejarla reposar aproximadamente 10 minutos. Debes beberla cada tres días para que surta efectos óptimos.

El hamamelis alivia dolores articulares 

Debido a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias, contrae los vasos sanguíneos y calma los malestares provocados por las venas inflamadas.

Para elaborar su receta tienes que hervir un poco de agua durante 5 minutos, agregas la planta, la dejas reposar unos cuantos minutos y luego cuelas el líquido. Es necesario que lo tomes de dos a tres veces al día

La cola de caballo tiene un efecto diurético

Esta planta es muy poderosa ya que erradica la retención de líquidos, por lo tanto, evitará problemas cardíacos y circulatorios. Para preparar este remedio debes hervir un litro de agua y agregar dos cucharaditas del ingrediente principal, dejándolo reposar 10 minutos. Se ingiere dos veces al día durante un mes.

El Ginkgo biloba funciona como antioxidante

Tiene propiedades neuroprotectoras y evita la formación de coágulos. Su infusión se prepara utilizando entre 20 y 40 g de sus flores frescas por litro de agua. Se toma tres veces al día si padeces de problemas circulatorios. 

El romero purifica la sangre

Se caracteriza por ser aromática, pero además, es antioxidante y es capaz de ralentizar el envejecimiento celular. Para elaborar esta receta debes hervir medio litro de agua a fuego lento, luego agregas dos cucharaditas de ésta y dejas que repose 10 minutos. Se toma una vez, cada tres días.

El diente de león es un excelente depurativo

Debido a sus propiedades diuréticas facilita la depuración de la piel y a su vez, mejora la circulación de la sangre. Tendrás que verter un litro de agua en una olla a fuego lento y una vez que llegue a su punto de ebullición, agregas un puñado de dientes de león, dejándolo reposar 10 minutos. Procura tomar el remedio media hora antes de comer. 

Esperamos que puedas llevar a cabo cualquiera de estas recetas ¡Comparte este contenido en todas tus redes sociales!