Leche y ajo: Una cura para el asma, artritis, tos, neumonía y más

Tomar leche antes de acostarte a dormir es un buen somnífero, pero si le añades un ajo, estarás ayudando a tu cuerpo a regenerarse mientras descansa y al día siguiente amanecerá muy enérgico y te podrás desempeñar de la mejor manera posible. Seguramente te estarás preguntando por qué es necesario agregar este importante alimento, pues, esto se debe a su alto rendimiento en el sistema inmunitario y gracias a su capacidad de combatir las infecciones para mantenerte totalmente sano.

Consumir ajo es totalmente favorable para nuestro organismo, principalmente por las propiedades que lo componen, pues, sirve como antibiótico, ya que elimina múltiples bacterias y te ayuda a procesar las comidas que no han sido correctamente digeridas, logrando que consigas un sueño mucho más reparador y tu organismo cumpla con la desintoxicación nocturna.

Ingredientes necesarios para llevar a cabo la receta



  • 500ml de leche.
  • 250ml de agua.
  • 10 dientes de ajo triturados.
  • 2 o 3 cucharadas de azúcar.

Ahora, para preparar el remedio natural, debes mezclar el agua y la leche en una cacerola, más adelante agregas el ajo y lo dejas hirviendo a fuego lento y luego procedes a batir constantemente hasta que la mezcla quede totalmente homogénea, posterior a eso, vas verter la leche y añadirás un poco de azúcar. Procura beberla cuando aún permanezca caliente

Beneficios de este remedio casero para tu salud

  • Ayuda a procesar todas las comidas que hayas consumido y es muy favorable para combatir la indigestión. También podrás ver buenos resultados en tu circulación, pues elimina los desechos en la sangre y retención de líquidos.
  • No existe una cura como tal para el asma, pero si ingieres este remedio todos los días antes de dormir, podrá disminuir las sensaciones de ahogo. 
  • Es eficiente para acabar con la neumonía y calmar las dolencias causadas por ésta, así que te recomendamos ingerirla aproximadamente tres veces a diario.
  • Controla el colesterol malo y evita la coagulación de tu sangre, garantizando una mejor circulación. 
  • La tuberculosis es una enfermedad bacteriana que a la larga también daña otras partes de tu cuerpo, por lo que es altamente eficaz consumir a tiempo esta receta para ver mejoras en tus pulmones y no afectar el resto de tu organismo, además alivia los malestares en el pecho.
  • Te libera de virosis, quita el resfriado y disminuye la mucosidad de tu pecho. Sin embargo, si tomas otros medicamentos para regularizar la glucosa, no es aconsejable que utilices el ajo.
  • El ajo posee alicina y es genial para desechar toxinas y células cancerígenas.
  • Funciona como antiséptico y estimula la segregación de jugos gástricos. También limpia tu hígado.
  • Rejuvenece tu piel y la vuelve más suave, esto es debido a que incrementa la producción de colágeno.
  • Alivia los dolores a nivel general.


Es posible que el sabor no sea de tu agrado, para contrarrestar esta situación, podrás agregar un poco más de leche. 

Esperamos que este contenido te sirva de mucha ayuda, no olvides compartirlo en tus redes sociales.