Peeling con aspirina para una piel perfecta

Es bastante común que muchas personas busquen diferentes recetas para cuidar nuestra piel y mantenerla limpia y saludable, ya sea por razones de higiene o estética. Si deseas exfoliar tu cutis, el Peeling es la mejor opción. Por su parte, la aspirina es un analgésico que recobró mucha popularidad debido a su capacidad de controlar temperaturas corporales, disminuir dolores de cabeza y desinflamar y resulta el acompañante perfecto para este tratamiento.

Este fármaco puede emplearse en tratamientos de belleza, ya que elimina impurezas, sirve como regenerante y además es capaz de desprender las células que están muertas de la piel, ayudándote a lucir con brillo natural.

Mascarilla de aspirina para una piel perfecta 



Ahora bien, el Peeling es una técnica estética que tiene un elevado costo debido a las sustancias químicas que posee, sin embargo, estos componentes contienen elementos sumamente perjudiciales que te afectan tanto a corto como a largo plazo en tu salud a nivel general. Por este motivo te mencionaremos un excelente remedio casero que está hecho a base de aspirina y es más factible que cualquier otro producto comercial.

Si quieres una limpieza profunda para tu rostro, este peeling te será de mucha ayuda. La aspirina contiene ácido acetilsalicílico y en vista de que contiene este componente te ayudará a erradicar el acné, eliminar tus arrugas y reducir las manchas, logrando que tengas una cara más rejuvenecida, suave y con menos resequedad.

En efecto, tiene una potente capacidad de cicatrizar y regenerar tu piel cuando se han padecido enfermedades dérmicas o lesiones externas. Por lo que te recomendamos que emplees esta receta y de esta manera puedas gozar de increíbles resultados.

Ingredientes

  • 1 cucharada de yogurt natural.
  • 5 comprimidos de aspirinas.
  • 2 cucharaditas de miel.

Preparación

En principio, debes triturar las aspirinas en un recipiente de tamaño proporcional hasta que queden pulverizadas, posterior a esto, agregas los ingredientes faltantes y bates hasta que obtengas una sustancia homogénea.

Aplicación

Para comenzar con todos estos procedimientos es indispensable que tu cara esté limpia. Puedes lavarla con agua a temperatura ambiente y al culminar esta fase, humedece una toalla con agua caliente que esté a un grado que puedas soportar y lo ubicas en tu cara durante unos cuantos minutos para abrir tus poros.

Más adelante la retiras y esperas a que tu rostro se seque para así aplicar la mascarilla, luego de esto procura realizar unos masajes circulares para que los componentes de este remedio natural se adhieran a tu piel y empiecen a combatir el problema.

Posterior a esto, deja que actúe durante media hora y seguidamente la retiras con abundante agua.

Antes de hacer todo este procedimiento, es recomendable que untes un poco de mascarilla en tu cutis y así saber si este remedio genera algún tipo de reacción en tu piel.

Finalmente, si quieres ver resultados favorables, es importante que lo hagas dos veces por semana y además recuerda emplearla antes de acostarte a dormir. 

Si esta información te ha parecido de gran utilidad, compártela en tus redes sociales.

Fuente.