Truco simple y natural para pies secos y agrietados

Los pies resecos son una gran molestia para todas las personas, pues al ser palpados se sienten ásperos y tienen una apariencia desagradable y agrietada. Éstos, además de presentar un problema estético, también pueden ser perjudiciales para la salud si no se tratan a tiempo. Una de las razones por las que los pies se agrietan es el uso inadecuado de los zapatos, ya sea por un mal ajuste o porque las suelas se encuentran rígidas.

La edad es otro factor que provoca piel seca, debido a que la dermis con el tiempo va perdiendo la elasticidad y no reacciona de manera positiva a ciertos cambios de temperatura. La resequedad en los pies puede ocasionar graves problemas, porque estos tienden a herirse e infectarse. Por eso, mencionaremos un remedio natural que acabará con ella y te ayudará a evitar infecciones y a lucir unos pies totalmente suaves y saludables.

Este tratamiento te ayudará a lucir unos pies completamente hermosos



La mejor manera de deshacerte de la resequedad de los pies es eliminando la piel muerta mediante una piedra pómez o exfoliantes corporales, esto ayudará a que nuestros pies absorban totalmente la infusión que explicaremos a continuación. 

Ingredientes 

  • 5 litros de agua tibia.
  • Aceite de coco o alguna crema que contenga glicerina.
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio.
  • Una piedra pómez.
  • Aceite de lavanda 

En un recipiente, vas a mezclar la cantidad de agua anteriormente especificada junto con el bicarbonato de sodio.

Si es de tu preferencia puedes agregarle aceite de lavanda para tener un aroma agradable, luego sumerges tus pies en éste remedio y los dejas reposar durante 20 minutos, al pasar el tiempo estipulado deberás usar la piedra pómez para frotar la zona afectada.

Terminada esta fase aplicas el aceite de coco o alguna crema que contenga glicerina, lo untas en tus pies y te colocarás unas medias para mantenerlos húmedos. 

Si te aplicas este remedio antes de dormir puedes retirarlo al día siguiente. Debes cumplir con este tratamiento dos veces por semana y cuando notes mejoría puedes hacerlo una o dos veces al mes. Si quieres resultados más rápidos, puedes frotar tus pies con una pasta de bicarbonato de sodio y agua.

¿Cómo saber si tengo sequedad en los pies?

Cuándo presentas este tipo de problemas experimentas picor, grietas, capa de piel un poco más gruesa en ciertas zonas y mucho dolor, además, a simple vista tu pie se ve arrugado y tiene líneas blancas.

¿Cuáles son los riesgos?

Cuando el pie se encuentra en un estado de sequedad pueden ocasionarse grietas, por lo tanto, existe un alto riesgo de contraer infecciones mediante fisuras o fracturas. Si eres diabético debes tener un especial cuidado, debido a que la cicatrización se ve afectada por los altos niveles de azúcar, cuando se generan estas anomalías, el cuerpo experimenta dolencias y las inflamaciones. Por eso, lo ideal es que te dirijas a un médico cuanto antes y descartes diagnósticos.

¡Si te ha gustado esta información, compártela en tus redes sociales!