4 remedios caseros para eliminar los callos de los pies

Cuando tenemos una vida demasiado agitada y emprendemos largas caminatas durante el día, los pies empiezan a desgastarse y los dolores se convierten en algo normal de nuestro día a día, pero además de este hecho, aparecen algunas costras gruesas que generan incomodidad cuando estamos calzados. Hablamos de los callos en los pies, los cuales son restos de piel muerta que se vuelve dura al tacto, esto es considerado algo antiestético y en principio es muy difícil erradicarlos, pero eso no es problema para la medicina natural, así que presta atención porque te recomendaremos 4 remedios caseros muy eficaces. 

La medicina natural abarca una gran cantidad de ingredientes cuya composición está basada en proteínas, minerales, vitaminas y demás nutrientes especiales para mejorar nuestro estado de salud. En el caso de los callos en los pies, lo mejor que puedes hacer en emplear las recetas que te brindaremos a continuación y notarás en pocos lapsos de tiempo como tus pies vuelven a estar estilizados y sin rastro de resequedad o piel muerta.

¿Cómo eliminar los callos en los pies?



Mezcla de limón y ajo para nuestros pies

Tanto el ajo como el limón cuenta con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antibacterianas capaces de combatir todo tipo de microorganismo que se encuentren en nuestro cuerpo. Para preparar esta mezcla es necesario triturar al menos 5 dientes de ajo, añadir el jugo de un limón y como un toque extra, verter una cucharada de té de manzanillas

Cuando todos los ingredientes se encuentren integrados y libres de grumos, procedes a aplicar la mascarillas en tus pies ejerciendo masajes circulares, de manera que el remedio penetre la piel y empiece a combatir todas las células muertas presentes en la dermis. 

Bicarbonato de sodio

Este polvo es considerado como uno de los mejores remedios naturales en todo el mundo, esto es debido a que cura diferentes afecciones y sirve como un producto blanqueador. Ahora bien, en esta oportunidad tendrás que combinar 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en una bañera con abundante agua tibia y sumerge tus pies durante 30 minutos. En este lapso de tiempo procura estar lo más relajado posible y cuando transcurra la hora estipulada, lava tus extremidades inferiores con agua limpia. Vuelve a hacer el mismo remedio 2 veces por semana hasta que los callos desaparezcan.

Sal, limón y cebolla

Corta una cebolla en rodajas, agregas el jugo de un limón y un poco de sal, esto lo vas a colocar en la zona donde estén los callos y lo sujetas con una gasa o un pañuelo, reposa con el remedio por 2 horas y luego lava bien con abundante agua. 

Piedra pómez para eliminar la piel muerta

Este es uno de los tratamientos más sencillos para combatir los callos en los pies, todo se basa en sumergir tus pies en agua tibia por 20 minutos, luego secarlos con una toalla y pasar la piedra pómez durante varios minutos para eliminar la piel muerta. 

Difunde este interesante contenido en tus redes sociales.