Aprende a deshacerte de los puntos negros utilizando un cepillo de dientes

La piel es una de las partes de nuestro cuerpo que más se mantiene expuesta en todo momento, por este motivo, es tan susceptible de padecer enfermedades, ya sea por factores ambientales o como resultado de una mala alimentación, el mejor ejemplo de ésto es nuestro cutis, pues en él aparecen una serie de imperfecciones cutáneas difíciles de combatir, como el acné, arrugas, manchas y puntos negros. Estos últimos pueden erradicarse mediante fármacos, pero la mejor manera de acabar con ellos es con un truco que te proporcionaremos, cuyo principal material de apoyo es un cepillo de dientes

La aparición de estas imperfecciones es muy común en las personas de todo el mundo, esto se debe a que no consumen los nutrientes necesarios para mantenerse saludables. En vista de estas circunstancias, te daremos los mejores consejos para mantener tu rostro totalmente limpio y libre de bacterias.

Conoce este increíble truco para eliminar las espinillas de tu nariz



Para elaborar este remedio antiacné, sólo necesitas una cucharada de crema dental, una cucharada de bicarbonato de sodio y un poco de agua tibia, una vez que tengas todos los ingredientes que fueron mencionados anteriormente, los mezclas hasta que quede una sustancia compacta.

Terminada esta fase, limpias tu rostro con una toalla caliente para abrir tus poros y aplicas la mascarilla sobre el área afectada, frotando suavemente con un cepillo de dientes. Es necesario que la dejes actuar durante unos minutos para retirarlo con agua a temperatura ambiente y limpiar la zona. 

Estos son otras recetas naturales que puedes emplear para acabar las espinillas

Los cambios en nuestras hormonas pueden generar acné en diferentes áreas de nuestro cuerpo, sin embargo, se ven más afectadas las personas que las poseen en su rostro, debido a que éstas son muy difíciles de ocultar. Ahora, te mencionaremos otros remedios que te ayudarán a combatir estas imperfecciones.

Bicarbonato de sodio y limón para mejorar el aspecto de tu piel

Este tratamiento consiste en mezclar el jugo de un limón junto con una cucharada de bicarbonato de sodio y batir muy bien hasta obtener una mezcla homogénea y compacta. Antes de aplicar esta mascarilla, deberás lavar tu cara con agua tibia y secarla con una toalla, luego, untas el remedio por todo tu rostro ejerciendo masajes circulares para dejarla reposar durante 30 minutos. Transcurrido este lapso de tiempo, vuelves a enjuagar tu cara pero en esta ocasión con agua fría. Debes repetir este tratamiento todos los días por un mes y procurar hacerlo antes de acostarte. 

Mascarilla de miel para nutrir y humectar la dermis

La miel tiene cualidades antibacterianas y antiinflamatorias que son geniales para tu piel. Puedes untar un poco de ésta en tu rostro y dejarla actuar por 40 minutos o combinarla con el jugo de un limón. Este remedio se aplica 2 veces al día hasta que todas las imperfecciones hayan desaparecido por completo. 

¿Te ha parecido interesante este contenido? Compártelo en todas tus redes sociales.