Cómo hacer que tu inodoro huela siempre bien. Aprende a elaborar estas pastillas desodorantes

Mantener el inodoro limpio es una de las tareas más importantes del hogar y debido a que es el área que recibe los desechos que el cuerpo no necesita, se puede convertir en un almacén de bacterias que con el tiempo genera infecciones. En vista de estas circunstancias, muchas personas adquieren diversos productos que contienen altas cantidades de químicos, sin darse cuenta que a la larga éstos pueden generar males en sus cuerpos de manera interna y externa, causandoles irritación en los ojos, alergias en la piel, daños en los pulmones y en el sistema respiratorio, etc.

Por este motivo, para evitar cualquier tipo de riesgos, es recomendable usar productos con el mayor cuidado posible y hacer las limpiezas con una ventilación adecuada para el cuarto de baño, por consiguiente, te enseñaremos un truco casero muy sencillo y eficaz que te ayudará a mantener tu sanitario totalmente limpio y con un aroma agradable sin comprometer la salud de tus familiares.

Conoce esta receta que mantendrá limpio tu inodoro



El inodoro es uno de los elementos que más se utiliza durante el día y, por lo tanto, es trascendental lavarlo y desinfectarlo de manera recurrente. Por esta razón, te mostraremos este limpiador casero y natural que es muy fácil de elaborar y además, contiene unos componentes que son tan económicos y accesibles que los puedes adquirir en cualquier tienda. 

Ingredientes para crear tus propias cápsulas desodorantes 

  • 60 ml de jugo de limón
  • ½ cucharadita de vinagre
  • 15 gotas de aceite esencial
  • 160 g de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de agua oxigenada

Para llevar a cabo esta preparación tienes que unir en un recipiente todos los componentes que mencionamos anteriormente, luego remueves hasta que quede una mezcla compacta.

Terminada esta fase vas formando pequeñas bolas con una cuchara parisina y las colocas en un papel para horno, esperas aproximadamente 4 horas para que tus cápsulas puedan endurecer y cuando haya culminado el tiempo estipulado las guardas en un envase donde puedan permanecer intactas. 

Una vez que estén listas, puedes dejarlas a la vista para introducirlas en el inodoro después de tirar la cadena, éstas se irán disolviendo y, a su vez, irán desinfectando y dejando un aroma agradable en todo el cuarto de baño. 

¿Cuál es el efecto de estas pastillas caseras en nuestro hogar? 

En primer lugar, el vinagre combinado con el bicarbonato y limón eliminan todas las bacterias que se encuentran en tu sanitario y hacen que estos microorganismos se desprendan del inodoro y puedan desecharse como mayor facilidad. Ahora, el aceite esencial es empleado para mejorar el olor del lugar.

Lo ideal es utilizar varias de estas pastillas al día y limpiar diariamente el cuarto de baño para que estas surtan el efecto deseado. 

Recuerda que la higiene personal es sumamente importante para mantenernos saludables. Si mantenemos nuestro inodoro aseado y en buen estado, las posibilidades de enfermarnos disminuyen gradualmente. 

Esperamos que esta información te sirva de mucha ayuda. Si te gustó, compártela en todas tus redes sociales.