¿Cómo utilizar el Tapping (Técnica de liberación Emocional) para adelgazar rapidamente?

Con el pasar de los años, se han creado infinidades de métodos para bajar de peso, sin embargo, el Tapping es una de las técnicas más efectivas, porque más allá de la apariencia corporal, se centra en la liberación de emociones. Esta terapia se basa en emplear presión en ciertas áreas del cuerpo para ayudar a tener una mejor recuperación física y mental, además, brinda la energía necesaria para cumplir correctamente las actividades del día. 

Factores como la depresión, la ansiedad y el estrés pueden inducirnos a consumir alimentos inadecuados, debido a que éstos se convierten en nuestro soporte emocional en momentos vulnerables. Por este motivo, el Tapping fue creado para ayudar a que las personas tengan la facilidad de identificar ideas, dolores o bloqueos emocionales y tengan la capacidad de transformarlos en decretos personales positivos.

¿Cómo se aplica esta increíble técnica?



El Tapping consiste en aplicar presión en ciertos puntos que se encuentran por todo el cuerpo y cada uno de éstos se relaciona con órganos internos. Para estimular estos puntos es necesario realizar sesiones con una duración de 15 minutos aproximados, además, se debe aplicar esta práctica constantemente, acompañada por una buena alimentación y actividades físicas

Algunas de las zonas más populares por masajear son las cejas, el mentón, los laterales de los ojos, el área que se encuentra entre los labios y la nariz, el lateral de la mano que se acerca al meñique, el centro de la clavícula y en la pequeña prominencia de la oreja. Estos puntos deben ser estimulados con los dedos aproximadamente 7 veces mientras se experimenta alguna frase ancla, ejemplo:

"No estoy conforme con mi cuerpo, pero desde hoy trabajaré en aceptarme y liberarme de prejuicios"

Repetir esta declaración deberá brindar la suficiente confianza al practicante y, por ende, lo ayudará a recuperar el control sobre su vida, eliminando gradualmente todos los patrones que lo inducían a comer en exceso por resentimientos o emociones negativos.

Estas son las emociones que no te permiten bajar de peso

Además del sobrepeso y la frustración que sientes al no poder llevar el control de algunas cosas, existen otros factores que intervienen en este proceso, como los que te nombraremos a continuación.
  • Sentimientos reprimidos: Guardar lo que sentimos puede afectar gravemente a nuestro bienestar y además de ocasionarnos problemas con ciertos órganos nos provoca una sensación de ansiedad que nos lleva a consumir alimentos dañinos y que nos hace aumentar de peso notablemente.
  • El estrés: Algunas personas experimentamos este sentimiento al tratar de cumplir con la mayoría de nuestras obligaciones y, en ocasiones podemos llegar a sentir que no contamos con el tiempo necesario para nosotros mismos, por lo que terminamos sintiendo una combinación de ansiedad y tristeza.
  • Carencias propias o de terceros: Estos suelen actuar como auténticos saboteadores de nuestro autoestima, más aún cuando se trata del sobrepeso, pues de alguna manera nos hacen sentir mal e incrementan la sensación de que cada método que empleemos para adelgazar será en vano. 
¡Comparte en tus redes sociales!

Fuente.