Elimina ese molesto vello de tus axilas con facilidad

Todas hemos deseado alguna vez no tener más vello en las axilas, pues, soportarlo y ver cómo crece a los pocos días nuevamente es una verdadera molestia. Lidiar con este tema es extremadamente complicado hoy en día, sin embargo, gracias a la medicina natural y los métodos más fáciles, podremos despreocuparnos de los vellos por un buen tiempo.

¿Sabía ud que la máquina de afeitar que compra en la farmacia es lo más perjudicial para sus axilas? Pues así es, y no importa que tengan complejas formas o aceites de aloe vera en los bordes. Las cuchillas de las afeitadoras tienen a resecar la piel, a generar manchas que oscurecen la zona y hasta a producir irritaciones tan fuertes que generan síntomas como ardor, picazón y hasta la aparición de pústulas de pus que pueden desencadenar enfermedades infecciosas.

Nada de esto sucedería si cuidas tus axilas con estos métodos desde casa



Si bien es cierto que alrededor de todo el mundo hay centros estéticos que se encargan de las mujeres y sus problemas de vellos en las axilas, estos tratamientos son muy costosos, especialmente si los comparamos con alternativas naturales que fácilmente puedes hacer en casa como esta:

Esta receta tiene ingredientes tan fáciles de conseguir que te resultará increíble que resulten en una solución efectiva: 
  • Medio limón
  • 1 taza de azúcar
  • Un poco de agua para compactar

Extrae el zumo de limón y combínalo en una cazuela con el azúcar. Debes procurar que el
limón cubra toda la azúcar, si no lo hace, complementa con un poco más o con un poco de agua.

Calienta y asegúrate que el azúcar se disuelva por completo, procura que el azúcar no se pegue de las paredes de la olla con una cuchara, removiendo constantemente.

El resultado es una pegajosa mezcla que debemos dejar que se enfríe para poder aplicarla. Mientras eso sucede, podemos lavar con abundante agua y jabón nuestras axilas. Puedes colocar un poco de talco antes de aplicar el remedio para  garantizar que estén secas.

Aplica la mezcla de forma que hagas presión en sentido contrario al crecimiento de los vellos. Permanece con el remedio unos 10 minutos y luego lava con agua tibia. Repite el proceso al menos unas tres veces por semana y en un mes verás los resultados

Remedio para las axilas a base de bicarbonato de sodio

Líder por excelencia a la hora de resolver tus peludos problemas, el bicarbonato de sodio colabora con tu piel gracias a sus propiedades exfoliantes que ayudan a recuperar el PH y el tono original de tu piel al limpiarla y desintoxicarla.

Solo necesitarás una medida de bicarbonato de sodio, un poco de agua para crear una pasta y un algodón para aplicarlo. Si tienes mal olor en las axilas con frecuencia, puedes incluir nuevamente al limón para resolver este problema.

Aplícalo sobre tus vellos y deja funcionar durante toda la noche. Los resultados con un uso frecuente se comienzan a apreciar en unas cuantas semanas.

Comparte en tus redes sociales.