Estas son las razones más importantes por las que nunca debes usar zapatos dentro de tu casa

Actualmente las posibilidades de tener bacterias en nuestras viviendas se incrementan al 100%, esto es debido a que hay muchos microorganismos en el ambiente, en los alimentos e incluso en nuestros zapatos. De hecho, estos últimos son los objetos que almacenan la mayor cantidad de bacterias, bien sea por la humedad o por la suciedad a las que están expuestos. 

En efecto, uno de los problemas principales radica en la cantidad de bacterias que se adhieren en las suelas de los zapatos y la manera en como se proliferan cuando ingresamos a nuestros hogares, por este motivo es sumamente importante que sepas las razones por las cuales no deberías usar ningún tipo de calzado dentro de tu casa.

Las bacterias viven en nuestros zapatos



A medida que vamos caminando por las calles, nuestros zapatos van guardando infinidades de microbios y los van propagando en cualquier lugar donde pisen, en este sentido, es bastante probable que cualquier persona, incluídos nosotros, estemos expuestos a diversas infecciones, virosis y enfermedades crónicas o esporádicas. Estas son razones más que suficientes para quitarte tus zapatos al ingresar a tu hogar.

Infinidades de toxinas se encuentran en nuestros calzados

Los lugares con mucha vegetación suelen tener herbicidas y otros productos químicos para interferir con el crecimiento de hierbas malas, por lo tanto, estos componentes pueden pegarse a las suelas de nuestros zapatos y sin darnos cuenta, lo propagamos hasta nuestras casas. Muchos de estos elementos son tóxicos y generan grandes riesgos a nuestra salud, por ejemplo, intoxicación, alergia, irritación, afecciones respiratorias, problemas en los ojos y en la piel, etc.

El polvo contiene partículas que generan focos de infección

La mayoría de las partículas de polvo que se almacenan en nuestras viviendas se transportan mediante nuestros zapatos, por lo que es necesario estar limpiando constantemente para evitar diversas enfermedades y mantenernos completamente libres de infecciones.

El desgaste de nuestro calzado también influye en la contaminación de nuestro hogar

Cuando tus zapatos empiezan a deteriorarse, las bacterias son capaces de adherirse con más facilidad a éstos, por lo tanto, además de contaminar tu hogar, pueden llegar a penetrar tus pies, ocasionando debilidad en tu sistema inmunológico y serios problemas a tu salud. En este sentido, es necesario que cambies periódicamente tu calzado.

Salud y comodidad

Tener un mal calzado provoca que nuestro pie no se encuentre en la postura correcta, por lo que puede ocasionar ampollas, uñero, infecciones por hongos, neuropatías, fascitis plantar, tendinitis aquílea, malestares generales y, en casos extremos deformación o hipertrofia en los ligamentos de los tobillos.

En vista de estas circunstancias, se hicieron diversos estudios en donde comprobaron que caminar descalzo es mucho más beneficioso para la salud en general, debido a que estiliza el arco de tus pies, permitiendo que absorban los minerales que se encuentran en el suelo y te mantengan totalmente relajado en el transcurso del día.

Si esta información te ha parecido de gran utilidad, compártela con tus amigos y familiares en todas tus redes sociales.