Todo lo que puedes hacer con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los miembros de la cocina considerado como imprescindible, pero mucho no saben que también cuenta con numerosas propiedades que ayudan tanto en la cocina como en algunas de las enfermedades a las que estamos propensos. Esta sal puede permitir que el oxígeno se propague por todo nuestro cuerpo y que el pH de la sangre se mantenga completamente equilibrado, además, puede ser un tratamiento muy eficaz a la hora de tratar la acidez estomacal, la osteoporosis, la diabetes, el cáncer y otros tipos de padecimientos. 

Este componente puede llegar a tener múltiples funciones, de hecho, puede ser aplicado desde la limpieza del hogar, hasta el buen cuidado de nuestra dermis. Por este motivo, te proporcionaremos una lista con los diferentes usos que puedes darle a este elemento tan esencial.

Es un excelente rejuvenecedor 



El bicarbonato de sodio es un ingrediente que además de ser completamente accesible nos ayuda a limpiar correctamente nuestra piel, debido a que elimina las células muertas, reduce las cantidades excesivas de grasa que se acumulan en el cutis y ralentiza todo tipo de imperfecciones faciales como el acné y las arrugas. 

Para elaborar una mascarilla casera antiacné sólo necesitas mezclar una cucharada de miel con 20 g de bicarbonato de sodio, una vez que esté listo, limpias tu rostro y la aplicas con masajes circulares durante unos minutos. Deja que actúe 15 minutos y luego la retiras con abundante agua a temperatura ambiente.

Combate los hongos que se desarrollan en las uñas

Para preparar un tratamiento que trate problemas de esta índole, tienes que verter ½ taza de vinagre y 40 g de bicarbonato de sodio en una tina que contenga agua caliente, luego remojas tus pies en ella durante 15 minutos aproximados. Si eres constante notarás cómo todas las bacterias van desapareciendo gradualmente, reduciendo la sudoración excesiva y la dureza en las extremidades inferiores.

Elimina el mal aliento

Este componente tiene la capacidad de actuar como un eficaz enjuague bucal y para prepararlo debes hervir un poco de agua y agregarle un puñado de menta y bicarbonato de sodio, cuando esté lista la podrás usar para hacer gárgaras y notarás cómo erradica aquellos microorganismos que originan malos olores en tu boca, elimina los restos de comidas que se almacenan entre tus dientes y te ayuda a mantener un aliento fresco en el transcurso del día.

Previene infecciones urinarias

Diluir ½ cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza con agua tibia y consumirla 2 veces al día ayuda a reanudar el pH y evita la formación de hongos, virus y bacterias en nuestro organismo, además, nos mantiene completamente saludables y libres de cualquier tipo de enfermedades.

Es un potente limpiador de microondas

Si humedeces la esponja de lavar, le añades jabón líquido y un poco de bicarbonato de sodio puedes limpiar todas las zonas que estén manchadas y éste las blanqueara y eliminará los malos olores, puedes dejar que éste actúe durante 10 minutos y conseguirás resultados satisfactorios.  

¡Comparte en tus redes sociales!